Menú principal

Inicio
Estructura y funciones
Antecedentes
Misión y Visión
Objetivos
Organigrama
Directorio
Noticias
Instituto Pedro Gual presentó la conferencia: “Aspectos Globales de la Guerra Económica” PDF Imprimir E-mail
Jueves, 11 de Agosto de 2016 11:14

El economista José Rodríguez fue el ponente de la conferencia titulada: “Aspectos globales de la Guerra Económica”, que fue presentada en el Instituto de Altos Estudios Diplomáticos Pedro Gual del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores.

La Subdirectora del Instituto, Desireé Pérez, indicó que la iniciativa de esta conferencia, constituye un aporte necesario en función del debate, la discusión y la reflexión que debe darse en los espacios académicos de las instituciones en el marco de la coyuntura histórica que atraviesa el país, como es el caso de la guerra económica.

 

El economísta José Rodríguez es graduado en la Universidad Central de Venezuela con Maestría en Estadística y Diplomado en Inteligencia y Negocios también en la UCV. Ha realizado varios talleres de formación como: Contabilidad de Costos en la Escuela Venezolana de Planificación; Cursos de Introducción de los Modelos de Dinámica de Sistemas en el Banco Central de Venezuela (BCV); Curso y Pasantía de Investigación en Prospectiva Estratégica en la República de Cuba. Participó en el 7mo Encuentro Internacional de Economistas sobre Globalización y Problemas de Desarrollo en La Habana, Cuba, entre otros.

 

En la Fundación Imprenta Nacional de la Cultura, ejerció el cargo de Director Ejecutivo del Servicio Autónomo Imprenta Nacional y Gaceta Oficial. En la actualidad se desempeña como docente de Economía de la Producción e Investigación de Operaciones, Econometría y Presupuesto Público en la Universidad Bolivariana de Venezuela.

 

En su presentación, el economísta José Rodríguez hizo énfasis en el enfoque crítico de algunos de los elementos de estudio de la economía. El ponente invitado, esbozó diversos conceptos que aseguró debían incorporarse a la discusión sobre la guerra económica.

 

 

“Es importante incorporar a estas discusiones y debates, varios conceptos porque pareciera que algunos actores, sobretodo los mediáticos, al momento de emitir sus opiniones, parece que no se acuerdan de estos conceptos que son muy importantes”, advirtió.

En este sentido, y para establecer una conexión con la coyuntura de la guerra económica que vive el país, el economísta ahondó en la explicación de conceptos como: escasez, eficiencia, tasas de mercado, grado de concentración, tipos de mercado, poder de mercado, diferenciación de productos, oligopolio, monopolio, oferente y demandante, entre otros.

 

También abarcó la temática de los sectores primario (agricultura, minería y pesca); secundario (manufactura e industria); terceario (banca, transporte, comercio y turismo), y además añadió un cuarto sector conformado por los sectores: comunicación, información y conocimiento.

 

Rodríguez señaló que algunos hechos que están pasando en el país, no deben considerarse como aislados. “Lo que estamos enfrentando en los mercados internacionales, se ve como una situación distinta a lo que está pasando con la deuda, con el sistema financiero internacional y el bloqueo que tiene el gobierno bolivariano”, dijo.

 

“Pareciera que el hecho de que nosotros hayamos vivido una esplendorosa abundancia, nos hizo pensar que los recursos son infinitos y se nos vendió que los recursos son infinitos”, recalcó.

 

El economista José Rodríguez indicó que el principal concepto que debe estudiarse, es que el sistema de precios esté trastocado. “En la guerra psicológica, Ud. siente desesperación porque no sabe cuál es el precio de las cosas. La ausencia de información sobre el sistema de precios está generando desesperación, esa es la clave para entender la guerra de las operaciones psicológicas y por ende, la guerra económica”, explicó.

 

“Y eso nos lo están haciendo con la deuda, con nuestros bonos, con la inversión, con la comida que está llegando a los puertos, etc. Por eso el sistema de precios no funciona, y ese aspecto es muy importante, porque eso es guerra económica”, apuntó.

Explicó también que existe discriminación de precios, cuando un mismo producto se vende a distintos montos, y apropiación del sueldo de los trabajadores y trabajadoras, cuando se restringen las cantidades, “que es el caso del bachaquerismo”, afirmó.

 

“Cuando se duplican los precios por la sobrefacturación, quiere decir que la guerra económica no se hace sola, porque tienes que poner de acuerdo a muchas personas, desde el vendedor, pasando por los mayoristas, los bancos y toda una gran estructura”, puntualizó.

 

“Es una matriz que se genera, similar a la desinformación internacional cuando se presiona a acreedores foráneos para que exista un convencimiento de que Venezuela es un país riesgoso, aunque Venezuela nunca ha dejado de pagar su deuda”, comparó el experto.

 

Finalmente, el economista José Rodríguez hizo algunas recomendaciones que calificó importantes, como es el hecho de potenciar el sector agrícola del país a través de la Ley de Semillas, contar con vías férreas para transportar los alimentos del campo a las ciudades y así reducir costos de transporte y otorgar subsidios directos.

 

“Hay que potenciar nuestro sector agrícola, porque yo siempre le digo a mis alumnos que no hay revolución industrial sin revolución agrícola, pero es que tampoco hay revolución política sin revolución agrícola”, concluyó.

 

En este sentido, y para establecer una conexión con la coyuntura de la guerra económica que vive el país, el economísta ahondó en la explicación de conceptos como: escasez, eficiencia, tasas de mercado, grado de concentración, tipos de mercado, poder de mercado, diferenciación de productos, oligopolio, monopolio, oferente y demandante, entre otros.

 

También abarcó la temática de los sectores primario (agricultura, minería y pesca); secundario (manufactura e industria); terceario (banca, transporte, comercio y turismo), y además añadió un cuarto sector conformado por los sectores: comunicación, información y conocimiento.

 

Rodríguez señaló que algunos hechos que están pasando en el país, no deben considerarse como aislados. “Lo que estamos enfrentando en los mercados internacionales, se ve como una situación distinta a lo que está pasando con la deuda, con el sistema financiero internacional y el bloqueo que tiene el gobierno bolivariano”, dijo.

 

“Pareciera que el hecho de que nosotros hayamos vivido una esplendorosa abundancia, nos hizo pensar que los recursos son infinitos y se nos vendió que los recursos son infinitos”, recalcó.

 

El economista José Rodríguez indicó que el principal concepto que debe estudiarse, es que el sistema de precios esté trastocado. “En la guerra psicológica, Ud. siente desesperación porque no sabe cuál es el precio de las cosas. La ausencia de información sobre el sistema de precios está generando desesperación, esa es la clave para entender la guerra de las operaciones psicológicas y por ende, la guerra económica”, explicó.

 

“Y eso nos lo están haciendo con la deuda, con nuestros bonos, con la inversión, con la comida que está llegando a los puertos, etc. Por eso el sistema de precios no funciona, y ese aspecto es muy importante, porque eso es guerra económica”, apuntó.

 

Explicó también que existe discriminación de precios, cuando un mismo producto se vende a distintos montos, y apropiación del sueldo de los trabajadores y trabajadoras, cuando se restringen las cantidades, “que es el caso del bachaquerismo”, afirmó.

 

“Cuando se duplican los precios por la sobrefacturación, quiere decir que la guerra económica no se hace sola, porque tienes que poner de acuerdo a muchas personas, desde el vendedor, pasando por los mayoristas, los bancos y toda una gran estructura”, puntualizó.

 

“Es una matriz que se genera, similar a la desinformación internacional cuando se presiona a acreedores foráneos para que exista un convencimiento de que Venezuela es un país riesgoso, aunque Venezuela nunca ha dejado de pagar su deuda”, comparó el experto.

 

Finalmente, el economista José Rodríguez hizo algunas recomendaciones que calificó importantes, como es el hecho de potenciar el sector agrícola del país a través de la Ley de Semillas, contar con vías férreas para transportar los alimentos del campo a las ciudades y así reducir costos de transporte y otorgar subsidios directos.

 

“Hay que potenciar nuestro sector agrícola, porque yo siempre le digo a mis alumnos que no hay revolución industrial sin revolución agrícola, pero es que tampoco hay revolución política sin revolución agrícola”, concluyó.

 

 
Caracas - Miercoles, 22 de Marzo del 2017